La publicidad en vía publica es probablemente el medio de comunicación y de publicidad más antiguo y no ha cambiado significativamente desde la inclusión de las pantallas digitales. Pero ahora, está en camino a ser una de las más modernas. Con la omnipresencia de los smartphones y otros dispositivos móviles, hay una rápida conciencia acerca de como la calle puede ser tilizada como punto de entrada para la participación de consumidores en línea.

Ciertos estudios indican que la mayoría de las compras y decisiones de compra se toman fuera del hogar. Por ende, muchas marcas están exponiéndose en donde las personas toman las decisiones de compra. La gran pregunta es: ¿cómo están recibiendo información estos consumidores fuera de casa? Con el auge de los smartphones la pueden recibir en todo momento. Sólo necesitas ver tu propio teléfono para saber que está sucediendo y en que están interesadas las personas que te importan, que sigues. En muchos escenarios sociales, los consumidores están constantemente usando sus teléfonos para accesar información donde sea.
Los estudios solo indican que esta tendencia va en ascenso, incrementando la búsqueda por internet desde dispositivos móviles exponencialmente cada año. Como lo demuestra el hecho de que a finales de 2013 la navegación móvil fue más del 20% por primera vez, por encima del 7% hace sólo 2 años. Esto, junto con el hecho de que en 2012 la propiedad del smartphone pasó a ser mayor que el de la PC (más usuarios tienen smartphone que computadoras), y que la adopción de teléfonos inteligentes se espera que alcance casi el 70% de penetración a nivel mundial para el año 2017. Esto y mucha información empírica demuestran un cambio significativo en cómo y donde los consumidores están utilizando la web y consumen información.

Tal es la magnitud de este cambio en la comunicación y las implicaciones son consideradas seriamente por empresas de publicidad que muchas están decidiendo hacer inversiones fuertes en integración de tecnología SMS, QR o NFCque les permite crear vínculos más fuertes y directos con los consumidores a través de sus dispositivos móviles, permitiéndole a las marcas crear un compromiso con el consumidor de manera individual, inmediate y efectiva.

Con la conectividad móvil integrado directamente en las pantallas, estamos viendo la eliminación de las últimas barreras entre el consumidor y la experiencia de la marca conectada. Ahora, la publicidad te lleva directamente a la interacción. La publicidad en vía pública hace más que proveer el medio, puede actuar como una verdadera extensión del contenido de las marcas en medios digitales como redes sociales, dejando de ser solo un medio de envío de mensajes.
Las marcas ahora pueden capitalizar la vía pública enviando contenido más robusto como descargas, subscripciones, etc. Y con la redirección a medios digitales, comienza un nuevo mundo de monitorear estadísticas e indicadores clave de rendimiento para los publicistas.

Para ayudar a simplificar esta integración, la Asociación de Publicidad Exterior de América (OAAA) publicó sus “DIRECTRICES de aplicaciones móviles y sociales”. Las directrices fueron reunidas por líderes de todo la industria, y fueron diseñada “para dirigirse a los anunciantes y satisfacer la creciente demanda de programas interactivos sociales y móviles, estas directrices buscan abilitar el mercado de publicidad exterior a una mejor integración y eficacia en sus programas en múltiples canales”.

La publicidad en vía pública está tomando los primeros pasos que van a transformar la industria en maneras que apenas estamos comenzando a entender. Como ambas tecnologías, móviles y en vía pública, continuan evolucionando, las maneras en que los consumidores interactuan con ambas cambiará dramáticamente. La publicidad en vía pública ha permanecido tanto tiempo en el mercado en gran parte por su habilidad de cambiar radicalmente a los tiempos. Esta adaptabilidad es exactamente la que la hará uno de los formatos de medios más dinámicos del futuro.